Aljandra Bogue en Estereo Infidelidad

Ficheras Take Over The Machines: la permanencia magnética de un recuerdo videograbado

Estereo Fidelidad de Ficheras Take Over The Machines es un viaje análogo de sonidos sintetizados convertidos en partículas de luz expulsadas por diodos, que más que percibidas por la vista humana, se regodean y exaltan en los oídos.

Ficheras Take Over The Machines más que un grupo de galantes mujeres de la noche que fichan por el salón de baile, son la mente, cuerpo y espíritu de Salvador Perdomo, un músico, locutor y productor musical que ha sabido materializar su visión retrofuturista en música que tiene alma propia.

Salvador Perdomo AKA Ficheras Take Over The Machines

Salvador ha colaborador en varios proyectos musicales que han dejado su huella en el puerto de Acapulco y los lugares por donde sus ondas han viajado. Desde Acid Victims la extinta dupla que hizo hace unos años con otro productor musical acapulqueño, Monokromo. También colabora en Costera Vieja, un proyecto en el que hace equipo con Abraham Chavelas (que también colabora en su más reciente material discográfico) y SoeZ.

Su última creación es Estereo Infidelidad, un álbum que consolida las referencias a la cultura pop de los 80s que habita el territorio de la tropicalizada esterotipia de Hollywood y su producción cinematográfica, junto con un poco de la joya del sistema cultural priista: la televisión abierta de las tres antepasadas décadas.

El álbum se disfruta de inicio a fin, gracias a una conceptualización cohesiva que no se ablanda en ningún momento. Si bien cada uno de tracks son de mi completo agrado hay tres piezas que me gustaría destacar.

Estero Infidelidad / Cortesía: Ficheras Take Over The Machines

Piezas destacadas

El prólogo navega en reminicisencias que recuerdan a Tubular Bells por Mike Oddenfield y a veces de Goblin, ambos conocidos por su éxito en soundtracks de películas de terror íconos del género: El Exorcista y Suspiria. Este consistente comienzo se titula Un plan para asesinarlo y es totalmente lo que el título promete; establece un punto de partida que surge de lo cinematográfico y sus grandes referentes populares, los ya mencionados clásicos del horror y al sonido de compositores de bandas sonoras como Harold Faltermeyer, ex-arreglista de Giorgo Modorer y ex-tecladista de Donna Summer que en Showgirl se hace presente portentosamente (no en sampleos pero sí en estilo) dándonos sensualidad derrochada en el suelo de la pista de baile y una excusa convincente para mover las caderas, todo en una atmosfera de antro extinto.

DJ Premier parece explicar a lo que Solange Knowles se refería cuando hizo su sencillo Bad Girls y lo subtituló “Verdine Version” en referencia a Verdine White, bajista de la mítica  Earth, Wind & Fire, que con su muy característico sonido seducía a través de las graves ondas de su bass line que su dedos destilaban, el estilo de esta pieza es coincidente con la visión del otrora músico y su importante influencia.

Te podría interesar: La escena drag en Acapulco

A todo lo anterior se suma un visual creado en colaboración con Laboratorio Noa Noa, dirigido por su líder Alejandro Carrillo, que aporta su particular estética camp de neones y láseres que hipnotizan al ritmo de la cadencia de una de las beldades de la era dorada del show nocturno acapulqueño: la inimitable Alejandra Bogue, que encarna una fichera surrealista que se baña en una lluvia de verdes billetes.

Ficheras Take Over The Machines – Showgirl (Programmed Lust) / Laboratorio Noa Noa

Ficheras Take Over The Machines es un proyecto al que hay que ponerle el ojo encima y seguirle de cerca, pues su propuesta está cimentada en una muy particular visión que hace uso del Lo-Fi como una característica que en contraposición suma mucho pues lo llena de texturas y colores estridentes.

En Estereo Infidelidad, Ficheras… navega de una forma madura un recorrido que ya han cruzado grandes bandas y músicos contemporáneos como Little Dragon, Twin Shadows y Devonte Hynes –por decir algunos– pero de una forma muy particular y desde un contexto muy específico que surge de las memorias de la infancia millennial que vive añorando la permanencia magnética de recuerdos videograbados y cassettes sin recorrer.

Total
39
Shares

Deja un comentario

Previous Post

La canadiense Quinn es la primer deportista transgénero en ganar una medalla olímpica

Next Post

VIDEO: Jóvenes sanmarqueños dispuestos a vacunarse

Total
39
Share