fbpx

Costas de Guerrero serán devastadas por un terremoto y un tsunami, advierten expertos

México.- Según los expertos, un día cualquiera, después de un sismo intenso con epicentro en Guerrero o muy cercano, la parte baja de Acapulco podría sumergirse entre las olas. No sería el único punto; más del 20% de la entidad sureña sufriría daños catastróficos. Sería la suma del movimiento telúrico y un tsunami.

No es especulación ni ficción; es una situación real y latente. Para los científicos es inminente la ocurrencia de uno o varios sismos superiores a 7.5 grados en cualquier momento; que sean capaces de provocar un maremoto en las costas del estado de Guerrero.

Desafortunadamente no se conoce ni el día, ni la fecha en el que puedan ocurrir; mucho menos su intensidad y lo destructivos que pueden ser. Pero lo que sí es seguro es que afectaría a gran parte de la población que no podrá huir; ni siquiera con los 10, 20 o hasta 40 minutos que se podría tener antes de ocurrir el desastre. Esto es gracias a que no existe plan alguno para evacuar el puerto; mucho menos a los otros 14 municipios más que se encuentran en la franja costera del estado.

sismo en Guerrero.

Sin embargo, a pesar de que los sismos devastadores son latentes, los desastres pueden venir de otro lugar que no sea la Brecha de Guerrero. Es de recordar que hace unos días, el volcán submarino Hunga Tonga-Hunga Haʻapai, en el Pacífico Sur, provocó una alerta, por una explosión de tan sólo ocho minutos (que la NASA calculó con una fuerza explosiva 500 veces más poderosa que una bomba de la Segunda Guerra Mundial); esta explosión se escuchó hasta Estados Unidos y provocó olas que embistieron las costas de Tonga, las cuales alteraron el oleaje a más de 10 mil kilómetros de distancia.

Te puede interesar: Acapulco desaparecerá por calentamiento global: NASA

En las costas mexicanas ya se han registrado en el pasado más de 50 tsunamis con olas de hasta 18 metros, entrando hasta 8 kilómetros tierra adentro. A pesar de esto, ni la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC), ni el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), ni la Armada de México, tienen un plan para desastres.

No se tiene un plan de evacuación. Nunca se ha hecho un simulacro que permita desalojar los lugares de riesgo en minutos en caso de tsunami. No existen definidos zonas de resguardo para la población; tampoco hay un registro de los edificios que podrían resistir la embestida del agua y la altura, mucho menos los refugio.

Es de mencionar que el aeropuerto quedaría deshabilitado por la inundación, el acceso carretero y también la Base Aérea Militar número 7. Las instalaciones de la Marina que además tienen un depósito de gasolina que lo convierte en punto de alto riesgo; los servicios de emergencia no tienen equipo ni personal; no hay una señal de alerta a la población y podrían resultar con daños los sistemas de bombeo Papagayo I y II, ubicados en el Valle de La Sábana, que envían el agua potable al puerto de Acapulco.

Acapulco sería el punto nodal del desastre, en especial la Costera Miguel Alemán. La razón es simple; en ese municipio se concentra el 90% de los centros de trabajo del puerto y la mayor movilidad en todo el municipio y el estado.

Te puede interesar: Por riesgo de gran terremoto científicos analizan Brecha de Guerrero

Pero el mapa del posible escenario de daños se amplifica en todo el litroal. El medio de información Ejecentral menciona que resultaría afectado una población de más de un millón y medio de personas que habitan en los municipios costeros de Guerrero, a lo largo de 500 kilómetros de la franja costera.

Ese escenario probable de un tsunami afectaría en Guerrero, detalló De la Rosa Camacho, a los municipios de la Costa Grande, que comprenden a La Unión, Zihuatanejo, Petatlán, Tecpan, San Jerónimo y Coyuca; mientras que de la Costa Chica, que son San Marcos, Cruz Grande, Marquelia, Copala, Juchitán, Azoyú y Cuajinicuilapa.

Los expertos señalan que la zona costera del municipio de Coyuca de Benítez y el área de Playa Revolcadero en Acapulco se verían muy afectadas. En estos puntos se ubican las zonas de alta afluencia turística: la Barra de Coyuca y la llamada Zona Diamante de Acapulco.

Te puede interesar: Confirman sismo lento en los primeros 7 meses del año en Guerrero

La primera es una de franja de playa que separa el mar de la laguna, a lo largo de 30 kilómetros entre Acapulco y Coyuca. La zona Diamante es un área de humedales que rodea la Laguna de Tres Palos; esta se extiende a lo largo de 25 kilómetros sobre la parte de atrás del Aeropuerto, hasta los límites con el Río Papagayo.

Fuerte oleaje en Guerrero.

Otra zona que se encuentra en riesgo es la franja costera entre los municipios de San Marcos y Copala, en la región de Costa Chica. Los especialistas señalan que aquí se espera un terremoto debido a la baja actividad sísmica que se ha detectado en la zona durante muchos años.

Si bien se conocen desde hace tiempo los puntos geográficos susceptibles de afectación ante un posible tsunami, gracias a un modelo tridimensional identificado como MIACIM, la conclusión es la misma; pero los datos no se conocen públicamente ni se han utilizado para elaborar los planes de prevención y protección. Esto a pesar de que las zonas que se verían seriamente afectadas en Acapulco incluyen colonias muy pobladas; pero especialmente puntos para atender la emergencia como la Base Aérea Militar número 7, y el Aeropuerto Internacional de Acapulco.

El MIACIM es un modelo en tercera dimensión que permite identificar zonas inundables por olas de un rango de uno a 13 metros de altura, con una precisión de 5 metros en el terreno. Tanto la SEMAR, como las oficinas de Protección Civil podrían definir dónde ubicar los albergues y las rutas de evacuación, y todo el accionar de los cuerpos de emergencia y seguridad; sin embargo, no se ha hecho nada.

Total
281
Shares

Deja un comentario

Previous Post

Una persona contagiada con viruela del mono escapa del hospital en Jalisco

Next Post

Más de 25 mil familias viven en zonas de alto riesgo en Guerrero

Related Posts